La Tapa y el Turismo Gastronómico.

La Tapa y el Turismo Gastronómico.

El concepto de tapa tiene mucho interés porque ayuda a evitar raciones grandes y a plantear una cantidad pequeña de un modo más saludable. La tapa es un método de comer, compartir y socializar, que tiene éxito en toda España y también en Almería. Es una forma de comer con la mano en cantidades pequeñas, sin soltar la bebida, y charlando con buena compañía.

Una de las actividades que ha funcionado como motor crucial en el crecimiento económico del sector de la hostelería es el turismo gastronómico, según un estudio nacional, más del 15% de los turistas que vienen a España vienen motivados por la gastronomía; ese turista gasta el 20% más que un turista medio. Buscan los restaurantes y también los bares de tapas, ya sea de mar o montaña.

Por ejemplo en Roquetas de Mar existen una gran alternativa para comer bien y a buen precio. Muchos turistas buscan un lugar de vacaciones para probar nuevos platos, nuevos vinos, la cocina mediterránea basada en unos productos básicos maravillosos. Con una relación calidad-precio muy buena, Almería es imbatible en esta gastronomía.

En Roquetas de Mar, el sector de hostelería ofrece productos con la identidad propia de la zona y de la cultura, con diversidad en lo referente a la mar, con excelente hortalizas, sin apostar por la comida globalizada. Por ejemplo el pulpo es uno de los productos estrella de Roquetas, ya sea a la plancha o preparado de todas las maneras posibles.

El pescado es uno de los protagonistas de cualquier carta de tapas, y aunque hay bastante variedad, por ejemplo el gallopedro, el pez espada, que se suele servir a la plancha, con aceite, ajo y perejil, sobre una rebanada de pan. Otro plato es el tabernero, una especie de pisto a base de pimientos rojos y verdes, tomate, cebolla y, en la mayoría de los casos, carne magra de cerdo partida muy pequeña. También abunda el cazón, o las anchoas (boquerones) preparadas también en adobo y rebozadas, sin olvidar las gambas.

Por último, destacamos el Jurelico, croquetas de caballa, albóndigas de sardina, isla perejil (una tapa a base de pescados azules), papas locas… Y también las migas, gachas, gurullos, trigo, zaramandoña de la sierra de los Filabres (una ensalada fría de tomates, pimientos verdes y rojos, calabaza y aceitunas negras, todo secado al sol)…

La Tapa debería ser declarada Bien de Interés Turístico Andaluz. Algunos estudios indica que el 73% de los bares y restaurantes utilizan la tapa como ventaja diferencial, es obligatorio en la oferta gastronómica, seguido en orden de importancia por la consolidación de recetas tradicionales para su utilización (como por ejemplo las migas y los gurullos), basándose en todo momento en productos locales (tomate, pimiento, etc.). Según Tripadvisor, en Almería el 74% de los restaurantes que sirven tapas tiene una valoración de al menos 4 estrellas sobre 5.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *