El Kayak en Roquetas de Mar. Deporte y diversión al mismo tiempo.

El uso del Kayak se suele llamar kayaking, canotaje, piragüismo e incluso kayakismo. Hay muchas formas de practicar el kayak, ya que depende de la zona y tipología de la embarcación, el concepto puede cambiar. Pero en todos los casos, es una piragua o embarcación pequeña hidrodinámica y maniobrable. En general se utiliza un remo de dos hojas (pala) que nos va a servir para avanzar, maniobrar o recuperar la vertical si volcamos.

Se piensa que el concepto y diseño de estas embarcaciones tiene miles de años. En otras épocas se fabricaba con huesos, pieles y maderas, y servia para desplazarse, medio de caza, pesca, etc. Hasta que llegó el siglo XX donde fue deporte de competición y en 1924 comenzó en las olimpiadas de París como deporte de exhibición.

En Roquetas de Mar puedes practica el deporte del kayak, y ejercitar los músculos especialmente de la parte superior, aunque es más un asunto de técnica para remar con los músculos dorsales (espalda) y de forma armónica, no acelerada. Gusta mucho el contacto con el agua, su sonido y el sentir como fluyes sobre la superficie, además el paleo es un movimiento repetitivo que aunque te salga solo que requiere atención para no perder el ritmo ni el rumbo. Esa concentración en ahora y en la siguiente palada, te hace relajarte, vaciar la mente y solo pensar en el presente y sus sensaciones.

También es interesante el kayak por ser un medio que llega a lugares donde otros no pueden, y además de forma limpia y silenciosa, por ejemplo en Almería puedes visitar cuevas, pasos estrechos, zonas con solo un palmo de agua, lugares con arrecifes y el tocar literalmente paredes de acantilado. Es una forma de disfrutar de nuevas sensaciones, con el atractivo de conocer nuevos paisajes desde un punto de vista especial.

En cuanto al equipamiento del kayak, todos llevan incorporado un asiento; móvil o fijo y de características varias. También el denominado posapiés o reposapies, de función obvia. Al menos uno de ellos debe ser regulable para adaptarse al palista. En algunos modelos modernos existe la posibilidad de incorporar una vela pequeña, ideal para kayaks de travesía.

Si nunca has hecho kayak es probable que piense que lo peor que te puede pasar es volcar, y no poder salir, pero en principio esa situación se puede solucionar de forma fácil y natural. En un kayak cerrado es fácil reembarcar si bien necesitas un compañero o un flotador de pala.

Si en Roquetas de Mar utilizas un kayak doble con un amigo, o pareja, es un momento ideal para charla, divertirte y compartir. Intentando que ambos tengáis un peso parecido. En un kayak tándem las maniobras se complican, y requieren de comunicación. En una piragua individual tienes la posibilidad de cantear (inclinar el barco) para cambiar de rumbo, pero este asunto no funciona en el Kayak doble, por ello se utiliza el timón.

 

One Comment
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *