Turismo en Roquetas de Mar y resto de la costa almeriense.

El Turismo en la provincia de Almería y en Roquetas de Mar en particular ha crecido de un modo espectacular, y por ello este año se espera casi 4´5 millones de pernoctaciones, cuando hace 7 años sólo era medio millón. Por ello , una de cada cinco pernoctaciones de agosto en Andalucía han tenido lugar en Almería, lo que sitúa a esta provincia en un lugar destacado.

Hace 20 años, Almería tenía menos 400 mil habitantes entre junio y septiembre. Pero ahora el turismo doméstico ha crecido un 42% en 8 años, y el extranjero, un 300%. El aeropuerto ha pasado de 7 vuelos a la semana en verano a más de 100. Además las estancias han pasado a ser más largas, de una media de 4 días a 8,5 días por visita, y se gastan 65 euros al día (antes 40 euros). En los años 70 en Almería había unas 400 habitaciones, se pasa de las 80.000 mil plazas, contando hoteles, apartamentos, y viviendas censadas dedicadas al turismo.

El pueblo de 100.000 habitantes con mayor demanda turística es Roquetas de Mar, localidad costera situada al Poniente Almeriense, a unos 19 km de Almería y 20 km de El Ejido. Es un zona con tradición agrícola, que ha transformado sus tierras áridas en auténticos zonas productivas gracias a los invernaderos (las hortalizas más tempranas de toda Europa).

A 4 Km. del casco urbano, cerca de la playa, se ha construido una urbanización turística, que cuenta con: una gran cantidad de hoteles, restaurantes, bares de copas, paseo marítimo, comercios, un campo de golf,… Entra los monumentos interesantes para visitar encontramos el Faro, que se utiliza para fines culturales, y el Castillo de Santa Ana, que sirvió de refugio a los escasos habitantes con que contaba en aquella época.

La gastronomía de Roquetas de Mar está basada a los productos de km 0, por ello el mar y la agricultura es su principal despensa, destacando piezas como el rape, la caballa, el salmonete, el pulpo, o el calamar. En la zona el plato de mayor éxito es la Tapa, que se ofrece junto a la bebida en todos los bares. Además destacan: jibia en salsa, migas, ensaladas, paellas, escabeches, y la famosa cherigans, panes tostados con ali-oli y acompañado de otros ingredientes.

Junto a la Virgen del Carmen, la fiesta auténtica del verano es el 25-26 julio (Santa Ana), donde en la zona del Puerto de Roquetas de Mar, se conmemora a la patrona del barrio y se organiza una procesión marítima-terrestre saliendo desde la parroquia de Santa Ana, llegando al Faro, donde se lava la cara a las imágenes antes de comenzar el descenso al muelle pesquero, que se embarcan para la procesión marítima. Durante estos días se realiza un programa de actividades muy completo para todo tipo de edades.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *