Entre las mejores playas de Almería aparecen dos de Roquetas de Mar.

Se va acercando el veranito y tu cuerpo te pide sol y playa. Sin embargo, estás cansado de las playas donde tienes que madrugar para poder colocar la toalla en un metro cuadrado de arena, con mucho ruido, domingueros, niños gritones, balones, palas, etc. Si quieres disfrutar de otro tipo de playa, venta a Almería.

Por ejemplo la Playa Los Muertos, Carboneras, que debe su nombre a los muertos que solían llegar arrastrados por la marea, procedentes de los muchos naufragios que ocurrían frente al Cabo de Gata. Es una playa de 1.2 km de largo, virgen y sus aguas son cristalinas, convirtiéndola en un destino perfecto para el buceo o snorkel. O la Cala de Enmedio en Níjar, playa del Parque Natural del Cabo de Gata seleccionada por el New York Times como la mejor playa de Europa, por su arena fina y oscura, sus aguas cristalinas y las blanquecinas rocas que la enmarcan.

Por otro lado, puedes encontrar el Playazo en Rodalquilar, con sus limpias aguas y arenas doradas se encuentran junto al Castillo de San Ramón, situado sobre una duna cercana. El Playazo es completamente segura y apta para familias con hijos pequeños. Aunque es utilizada por los amantes del nudismo, también hay gente que prefiere quedarse con sus bañadores puestos. O la Playa Los Genoveses de San José, con 1.200 metros de fina arena dorada y la ausencia total de cualquier tipo de construcción, que la convierte en una cala totalmente virgen. Su nombre proviene de la flota genovesa que acudió en ayuda de las tropas castellanas que liberaron Almería de los árabes en 1147.

Pero en Roquetas de Mar puedes encontrar la Playa de Las Salinas, con 5 km de longitud y diferentes densidades de arena, donde puedes acceder usando unas pasarelas de madera situadas junto al parking. Es una playa tranquila urbana, que debe su nombre a que en ella se encontraban las antiguas salinas de San Rafael. En la actualidad se encuentra integrada en la zona debido al crecimiento urbanístico del municipio. Ideal para cualquier tipo de deportes náuticos, dispone de unos fondos admirables y en su playa hay concesiones de actividades náuticas y hamacas.

Y también la Playa Aguadulce, con más de 2,5 km de largo, pero suele llenarse durante los fines de semana de buen tiempo y en verano. La arena es oscura y sus aguas tranquilas, haciéndola merecedora de una de las banderas azules. Ofrece muchos servicios: aseos, duchas, papeleras, sombrillas, hamacas, etc. Además, tiene acceso especial para personas con movilidad reducida. Si lo deseas puedes probar la sabrosa gastronomía andaluza en los chiringuitos, como el pescadito frito.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *