Historia del Turismo en Roquetas de Mar. Ocio y Playa

En los años 60 y 70 algunas provincias españolas avanzaban muy rápido en los aspectos relacionados con el Turismo, por ejemplo Málaga y Alicante, pero Almería no despegaba en este sector económico. La capital de Almería no terminaba de arrancar, aunque algunos pueblos costeros sí lo intentaron, uno de ellos fue Roquetas de Mar, que empezó a dejar de ser un pueblo pesquero para unirse al turismo poniendo en marcha urbanizaciones frente al mar (La Urba y Aguadulce). Pronto llegaron los bloques de apartamentos y los primeros hoteles de gran capacidad.

En el turismo en Roquetas han influido personas como Miguel Máximo Cuervo por constituir la Sociedad Urbanizadora de Aguadulce y poner en marcha el Hotel del mismo nombre,  y especialmente el inspirador del boom turístico de Roquetas cuyo nombre es José María Rossell, natural de Gerona que con 16 años se fue a trabajar a Alemania donde conoció a un touroperador y le propuso hacer viajes a Almería. Al principio eran viajes a San Javier, y después un tránsfer de 4 horas para llegar a Garrucha. En ese momento el aeropuerto de Almería estaba en construcción.

En 1972 empezó a traer vuelos chárter de Inglaterra a Roquetas de Mar.

En 1974 entró de socio en un hotel de 3 estrellas, eran años fáciles para la construcción de hoteles, ya que con muy poco dinero y los anticipos de los tourperadores se construía un hotel. Según indica el propio Rossell, el coste por habitación estaba en el entorno de 10.000 pesetas, incluyendo terreno, construcción, mobiliario y decoración, listo para recibir a los clientes. Hasta mediados de los años 70 había una gran demanda de plazas hoteleras y se llenaba todo. Pero a finales de los años 70 con la gran primera crisis cambió el panorama, y Almería como destino de turismo no estaban asentados en el mercado.

Roquetas de Mar apostó fuerte por el turismo y en enero de 1967 el Consejo de Ministros declaró la ciudad como centro de interés turístico nacional. La aparición de la Urbanización de Roquetas, unida al empuje de Aguadulce como zona preferente de veraneo, trajo de la mano que el sector del ocio como restaurantes y discotecas, con gran impacto en la carretera del Cañarete.

Algunos negocios de Roquetas y Aguadulce eran Baroque, Satélites Park, Apocalipsis, Disco Club 13 y el Club Simone. El sábado y domingo eran lugares de encuentro y baile. Otros negocios de interés fueron Simone, Crisis, El Castillo, La Estrella, Hexágono, Magic, Juan Pedro o más tarde Sherezade.

En el caso de Baroque, se creó junto a Castell del Rey, por lo que estaba cerca de Almería, pero lo suficientemente alejada para disfrutar del aislamiento que la hacía diferente. Baroque fue la primera discoteca moderna que se montó en Almería, una revolución para la juventud de entonces que utilizaban los guateques caseros. Algunos grupos y cantantes de la época fueron: “El Dúo Dinámico”, “Los Brincos”, “Los Sirex”, “Los Mustang”, “Los Pekenikes”, “Los Salvajes”, “The Beatles”, “The Rolling Stones”, “Los 3 Sudamericanos”, pero también “Adamo”, “José Guardiola”, “Luis Aguilé”, “Karina”, “Massiel”, etc.

En la capital de Almería la marcha estaba en negocios como Bianco, Tijuana, Vértice, Disco Roma, Capitán Nemo, Maravillas, Anagrama, Casablanca, Cafetín, Discoteca Odeón, Discoteca Dogo’s, etc.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *