Paseo en el Barco Anne Bonny por la Bahía de Roquetas de Mar. Información detallada

El barco Anne Bonny fue construido en 1905 y toma su nombre de la primera mujer pirata de la historia de la navegación.

Anne Bonny, la mujer pirata, nació en Irlanda y fue criada en Estados Unidos. Le gustaba montar a caballo, usaba las pistolas mejor que muchos chicos de su edad. En busca siempre de nuevas aventuras, se encontró por el camino con un antiguo pirata con quien se casó y tomó el apellido Bonny. Posteriormente, junto a otra mujer pirata llamada Mary Read llevaron a cabo muchas hazañas por todo El Caribe.

Este barco ha surcado las aguas de medio mundo y es el único barco de su época que aún se mantiene operativo en toda la costa de Almería. El barco todavía conserva parte de la estructura del casco original. En sus inicios era un barco de vapor, dedicado al trasporte de mercancías por el río de Oslo (Noruega). Actualmente sus características técnicas son las de una embarcación tipo Goleta o Velero de 3 palos, con bandera española, eslora de 30,92 metros, manga de 5,36 metros.

————————-

Nos encontramos en el municipio de Roquetas de Mar, una ciudad de más de 100.000 habitantes, con 16 km de costa y más de 3.000 horas de luz al año. Dispone de grandes playas de aguas limpias que atraen cada año a miles de visitantes. Las aguas cristalinas de la localidad animan al buceo, especialmente por sus grandes praderas de posidonias (planta acuática endémica del Mediterráneo con una notable importancia ecológica).

 

En la ciudad de tradición pesquera, salinera y agrícola, existen dos puertos, el Puerto de Roquetas (desde donde hemos partido) basado en la actividad de la pesca tradicional sin olvidar su faceta deportiva. Cerca de este puerto puedes visitar la reconstrucción según los planos y documentación encontrada en el archivo histórico de Simancas del antiguo Castillo de Sta. Ana del que sólo queda original la torre más cercana al mar donde se estaba la torre nazarí del s. XII.

Junto a él se encuentra el antiguo Faro, reconvertido en sala de exposiciones, y el Anfiteatro al aire libre.

Y por otro lado tenemos el puerto deportivo de Aguadulce, que acoge una gran oferta de ocio, así como los mejores amarres del litoral almeriense.

 

Entre ambos puertos, se encuentran cercanos

1-     El yacimiento arqueológico de la Ribera de la Algaida o Ribera de Turaniana, donde se asientan restos arqueológicos que cronológicamente abarcan desde el final de la Edad del Bronce, la época romana, y la etapa musulmana.

2-     Y el espacio donde en 1905 se ubicaron las Salinas de San Rafael en uso hasta finales de los años 80, lugar que contó con embarcadero desde donde se exportaba la sal, almacenes, edificios administrativos y casa para los obreros. Sólo quedan visibles las más cercanas a la Ribera de la Algaida.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *